lunes, 23 de noviembre de 2009

Postura de la Alianza sexo-género Diversa Revolucionaria (ASGDR) ante el debate de la Ley Orgánica de Equidad e Igualdad y de Género

Los procesos revolucionarios más importantes de la historia contemporánea se han caracterizado por romper las barreras de la sociedad patriarcal, concretando las exigencias históricas de los grupos de género. Hemos decidido empezar con esta afirmación con la intención de emplazar a las instituciones del Estado venezolano, especialmente a los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, a que hagan pública su postura con respecto a las demandas de las organizaciones feministas y de sexo-género diversidad (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgéneros, intersexuales, entre otros) en Venezuela.


Desde el año 2008 la Asamblea Nacional viene trabajando en una propuesta de Proyecto de Ley Orgánica de Equidad e Igualdad y de Género, proceso al cual hemos sido convocados, desde agosto del mismo año, diferentes grupos, colectivos y organizaciones de sexo-género diversidad en el país, para ser parte co-rresponsable en el diseño y formulación de esta herramienta jurídica. Hemos asistido a este llamado con espíritu apasionado, reconociendo la oportunidad histórica que significa construir desde la base la legislación que habrá de garantizar los derechos de todos y todas las venezolanas, proponiendo y orientando el debate hacia el cumplimiento fiel de nuestros principios constitucionales


Sin embargo, consideramos necesario hacer en este momento un ejercicio de contraloría social ante la alarma que nos invade por la actitud de nuestra Asamblea Nacional, especialmente de la Comisión familia, mujer y juventud que en este momento se encarga del proceso de revisión del proyecto de ley. Denunciamos públicamente la extracción deliberada de las principales demandas que han venido siendo exigidas por la comunidad sexo-género diversa en nuestro país, como lo es el reconocimiento de la no discriminación por orientación sexual e identidad y/o expresión de género como principio y criterio fundamental de las políticas públicas en Venezuela.


¿Para qué fueron convocados por la Asamblea Nacional los grupos de la sexo-género diversidad? ¿Por qué las propuestas que fueron aprobadas en primera discusión no aparecen en los documentos que actualmente se debaten? ¿Es la Asamblea Nacional un poder que emana del pueblo o solo un espacio sometido por los intereses de las elites naciones como lo es la Iglesia católica? Queremos a su vez hacer algunas especificaciones sobre las omisiones que en este momento nos llenan de indignación.


En el Art. 5 del capítulo II (De los Derechos Protegidos) en su tercer punto el proyecto de ley aprobado para su segunda discusión expresaba lo siguiente: “El derecho de toda persona a vivir una sexualidad placentera, responsable y libremente decidida y la capacidad de ejercer la orientación sexual e identidad y expresiones de género sin discriminación y en condiciones de igualdad (art. 19, 21, 60 CRBV) (art. 23 tratados)”


De igual forma en lo referente a los derechos laborales el art. 26 expresa: “Se prohíben las ofertas de empleo emanadas de instituciones públicas o privadas fundadas en discriminaciones por razones de sexo, edad, grupo étnico, apariencia física, orientación sexual e identidad de género que obstaculicen su acceso al empleo”


Todas estas especificaciones necesarias para garantizar los derechos básicos de hombres y mujeres gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgéneros e intersexuales de nuestro país han sido tajantemente anuladas del actual proyecto de ley, sin considerar el trabajo co-rresponsable que articuló el Estado y las organizaciones sexo-género diversas del país. Solo en los objetivos del presente proyecto de ley se plante la no discriminación por “orientación sexual”, pero se excluye a la “identidad de género” y no se menciona en ninguno de los artículos estos principios fundamentales. Lo que nació como una esperanza para millones de venezolanos y venezolanas que sueñan y luchan por ser reconocidos (as) por la ley y el Estado, está convirtiéndose en remanentes inútiles de otras legislaciones como la Ley sobre la violencia contra la mujer.


Exigimos una respuesta inmediata y un proceder coherente de parte de los diputados y diputadas que abanderan este debate sobre la Ley Orgánica de Equidad e Igualdad y de Género en la Asamblea Nacional. A la derecha le decimos ¿de qué sirve la libertad que dicen no tener si no exigen la igualdad? A los compañeros de lucha y a la Asamblea Nacional les preguntamos ¿de qué sirve la igualdad que enuncian si sólo pretende ser para algunos y no para todos y todas?


En este sentido, convocamos a todos los movimientos y organizaciones sociales que actualmente son parte del proceso de lucha y transformación que vive nuestra región a no hacer oídos sordos a lo desarrollado en este manifiesto. En décadas pasadas y latitudes lejanas la lucha antiimperialista y anticapitalista estuvo abrazada a la lucha por una sexualidad plena y soberana de nuestros pueblos, Venezuela tiene que encarnar de nuevo ese espíritu maravilloso que duerme en nuestros corazones combativos.

¡NO MÁS INCOHERENCIA ASAMBLEARIA
SÍ A LAS PROPUESTAS REVOLUCIONARIAS!
¡POR EL DERECHO A UNA SEXUALIDAD PLACENTERA, LIBRE Y RESPONSABLE!
¡NO A LA DISCRIMINACIÓN POR ORIENTACIÓN SEXUAL, IDENTIDAD Y/O EXPRESION DE GÉNERO!

Rueda de prensa con medios de comunicación por motivo de la próxima discusión sobre la ley para la equidad e igualdad de género









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada